Tener sellos para decorar nuestras manualidades es una manera muy sencilla de tener siempre el mismo motivo para varias reproducciones. En las tiendas podemos encontrarlos muy divertidos y bonitos, pero siempre es mejor darle nuestro toque personal, ¿no os parece?

Hacer un sello es muy sencillo, tan sólo necesitaremos pensar el motivo que queremos reproducir, y disponer de una superficie amplia para poder agarrarlo bien al utilizarlo.

Materiales:

– Corchos de cava o vino

– Goma eva o foami de cualquier color

– Tijeras

– Pegamento

– Un pincel pequeño

– Pinturas de colores

Paso a paso:

1. Recortamos los motivos que queramos con la goma eva, podemos dibujar la silueta antes para no equivocarnos. Podéis hacer, flores, estrellas, corazones, animalitos, forma geométricas…

2. Pegamos el recorte elegido a la base del tapón de corcho, haciendo fuerza para que quede bien adherido.

3. Una vez seco, pintamos la superficie del color que queramos y, antes de que se seque, la plasmamos nuestro sello donde queramos

Via: blog trulakids.blogspot.n